Los expertos en arcade nos dicen por qué nunca ganamos juguetes en máquinas de garras

Detrás de los adorables peluches hay un juego de suma cero que no perdona a nadie.